Consejos para gestionar el poder de la palabra.

Siempre que estamos Delante de niños solemos hablar con cuidado, para que no se estresen, entiendan algo que no és o incluso para que no lo pasen mal. Las palabras tienen la capacidad de influir en ciertos aspectos de nuestra vida, por eso es buena idea detenernos a pensar antes de decir algo.

Crean y Destruyen

El mejor ejemplo es una amistad o una relación, empieza muy bien y por cualquier cosa mal dicha puede terminar yéndose todo al traste. Siempre es muy buena idea añadir y modificar nuestro vocavulario, incluso el no estár en sintonía con lo que decimos puede hacernos dudar de nosotros mismos.

Cuando empezamos a ver lo negativo es más fácil desconfiar que querer conocer. Si en lugar de preguntar ¿No Vas a salir? preguntamos ¿Vas a salir?, la situación cambia. En la primera situación encontramos una pregunta con un condicionante negativo y en la segunda lo tenemos con un condicionante positivo, con lo cual la segunda nos transmite más confianza.

Para terminar os dejo ejemplos de frases que deberíamos eliminar de nuestro vocavulario para tener una actitud más positiva ante la vida:

  • Soy Pobre
  • No Puedo
  • No Tengo
  • No Sé
  • Mejor no lo intento

Artículo inspirado en la Web La mente es maravillosa.

¿Qué son los caminos de luz?

Un Camino de luz es cualquier forma o método que busque el avance espiritual mediante el amor y la comprensión. Normalmente se dividen en dos variantes, el camino que una persona decide emprender por sí sola y de forma personal, o el que se inicia mediante un maestro o guía, aunque las posibilidades son tan variadas como el universo nos permita crear.

Cuando decidimos iniciar un camino de luz vamos a encontrar grandes periodos de comprensión espiritual, reflexión y meditación, buscando el acercamiento a la perfección y a nuestra verdad. Nuestro camino puede ser tan variado que a menudo encontraremos temas y afirmaciones que por separado pueden dar la impresión de que estén aisladas o no tengan nada que ver, pero que cuando se mira en conjunto vamos entendiendo que hay una unidad en todo lo que hacemos para conducirnos al objetivo que nos hemos propuesto.

No tengas miedo de encontrar tu propio camino y elegir el que más eficaz sea contigo por y para el florecer de tu crecimiento espiritual. Observa, medita y actúa, y encontrarás tu camino de luz.

Podemos transitar varios caminos y con el tiempo pensar que no es nuestro camino, nos hemos equivocado o no va con nosotros, en ese caso no tengas miedo de salirte de esa ruta e intentar con otras cosas, si realmente somos libres tenemos todo el derecho de hacerlo, es más, cuando encontramos el camino que encaja con nosotros se desata en nuestro interior una urgencia a seguir y a continuar avanzando por ese sendero. Esta sensación con el tiempo se va multiplicando dándonos la confirmación de que estamos en el camino correcto para nosotros y entregándonos una sensación profunda de confianza en lo que estamos haciendo.

Recordad que tenemos el derecho de florecer como una palmera. Buscando guía de un maestro espiritual o aplicando tu propia Automaestría no tengas miedo de penetrar en tu camino de luz y desentrañar los misterios que te quiera entregar.

¿Qué es realmente la empatía?

la empatía es la Capacidad Cognitiva de percibir lo que otro ser puede sentir o la participación a nivel afectivo en la realidad que afecta a otra persona. El término anglófono fue acuñado en 1909 por Edward B. Titchener al intentar traducir la palabra alemana “Einfühlungsvermögen”, que más tarde en este mismo idioma se nombraría como “Empathie”.

La interpretación de esta palabra puede variar dependiendo de las diferentes teorías, creencias o hipótesis. Aristóteles afirmaba que el ser humano es político y/o social, vive en aldeas, pueblos, ciudades o naciones, y siente necesidad de juntarse con otros semejantes para poder llegar al estado de realización.

En un concepto contemporáneo la empatía se entiende como una habilidad tanto cognitiva como emocional del indivíduo en la cual el mismo es capaz de ponerse en la situación emocional del otro, y que en muchos casos se ha comparado de manera errónea con la simpatía, ya que esta segunda se refiere a una situación de lástima hacia otra persona. Según algunos estudios relacionados con la ciencia y la psicología, la capacidad de la empatía puede variar de un indivíduo a otro según su desarrollo de la conciencia del Yo.

Según algunos investigadores el historial emocional de una persona puede modificar que emociones percibimos de los demás. La empatía no es un proceso automático del indivíduo, es una capacidad que va aumentando conforme la practiquemos y mayor sea el contacto con la persona que queremos empatizar.

La empatía se puede dividir en empatía afectiva o emotiva (Capacidad de responder con un sentimiento a los estados de otro) y empatía cognitiva (Capacidad de comprender el estado mental de otra persona o su punto de vista). La empatía afectiva se puede subdividir en estos niveles:

  • Preocupación empática: Compasión hacia otros por su sufrimiento.
  • Aflicción propia: Sensaciones de incomodidad o ansiedad por sufrimiento ageno.

Aprender, un proceso permanente.

El Aprendizaje es el proceso por el cual se adquieren nuevas habilidades, conocimientos y destrezas, en su mayoría a través de la experiencia o la imitación. El aprendizaje humano está muy relacionado con la educación y el Crecimiento personal, Por eso es necesaria una correcta motivación para poder desempeñarlo.

Si observas a tu alrededor, al final todo o casi todo está relacionado con tu experiencia. Como aprendiste a cocinar, limpiar, manejar internet, etc… Todo está relacionado con la Experiencia y la Imitación. Con lo cual, determinamos que el aprendizaje es una de las principales herramientas para relacionarnos con el medio que nos rodea. ¿Nunca te ocurrió que dijiste, quiero aprender a hacer esto, y alguien dijo, ¡Yo también! y terminásteis haciéndolo en compañía?

También es el principal canal de entrada del conocimiento, porque si en algo somos expertos, es en transmitir información. También nos permite anclar hábitos en nuestra vida diaria, y lo más importante, gracias a esta poderosa herramienta, somos adaptables a multitud de situaciones.

Pero como se puede intuir, no se trata solo de adquirir nuevas capacidades, ya que también podemos conseguir modificar viejas conductas y eliminar los patrones que no nos sirven. Y lo más maravilloso de todo, esque esta práctica es algo permanente, ya que estamos recogiendo información a cada partícula de tiempo que pasa, con lo cual, estamos en un permanente proceso de aprendizaje.

Este proceso no es exclusivo de factores externos, pues el simplemente hecho de pensar nos permite aprender de nuestros propios pensamientos. Además, esta capacidad no es solamente propiedad de los humanos, pues todas las especies de nuestro universo la comparten, de una forma u otra, todos los seres aprenden, bien imitando conductas, por experiencias de supervivencia o afecto, y también hay una caracteristica muy interesante, el aprendizaje transgeneracional que se consigue a través de la evolución o por la transmisión de conocimiento de generación en generación, ya sea genéticamente o de cualquier forma imaginable.

Hablamos al principio de este artículo de una correcta motivación para aprender, recordad que no todo aprendizaje puede parecernos agradable o adecuado en ese momento, yo siempre os recomendaré algo. Siempre que os sea posible aprended jugando, ya que el juego es uno de los mayores ejercicios de desarrollo personal que se nos ha puesto a nuestra disposición. Es tan poderoso el poder de esta herramienta, que te podrá llevar a un adecuado nivel de independencia y libertad bastante confortable, así que, nunca dejes de aprender, porque el aprendizaje es permanente.

¿Qué es el autoconocimiento?

Para arrancar este sitio veo necesario explicar un poco qué es el autoconocimiento y todo lo que implica. Ya que el saber de uno mismo abre un montón de posibilidades y matices que en muchos casos a simple vista no somos capaces de distinguir.

Esta acepción, la cual lleva utilizándose ya tiempo atrás en numerosos textos, sobre todo los relacionados con la Psicología evolutiva, significa en esencia conocerse a uno mismo, pero no sólo de forma superficial, si no incluyendo todos nuestros defectos y virtudes. Desde que somos niños y empezamos a tener uso de razón, comenzamos a explorarnos a nosotros mismos empezando por nuestro cuerpo, la parte más superficial de nuestro ser, y desde ahí vamos interiorizando en nosotros mismos de forma mental, emocional, espiritual, etc…

Hoy en día cuando de inteligencia emocional se habla, es muy importante conocerse a uno mismo, pues será una de las claves más fundamentales para obtener las herramientas adecuadas que te guíen en la consecución de objetivos. Ten en cuenta que mediante este proceso nos hacemos conscientes de nuestro Yo y sus diversas características, cualidades y limitaciones, ya que si nos vamos a enfrentar a una situación, ¿no es mejor que primero determinemos a qué nos estamos enfrentando de nosotros mismos?

Pero el objetivo de esta exploración no consiste solo en conocernos y ya, porque sería algo que no terminaría de tener sentido. Cuando iniciamos este camino podemos encontrar cualidades de nosotros mismos que no nos gusten o que tengamos pendientes de sanar, así que es también cometido del la modificación de las mismas para un mayor bienestar de vida. Es más, cuantas veces nos hemos encontrado a gente que dice no saber quien és, a qué se quiere dedicar, etc… Esas personas tienen una clara falta de identidad y el Autoconocimiento sería un primer paso por el cual comenzar.

Una cosa muy importante que debemos tener en cuenta es el hecho de que nosotros estamos en constante cambio, esto quiere decir que nuestras actitudes y aptitudes no son estáticas, y muchas de ellas pueden cambiar con el tiempo, dando lugar a que el Autoconocimiento sea un proceso permanente de exploración, en muchos casos cumpliéndose esta ley: Mientras más conozco de mí, menos sé. Y tú… ?Te conoces a tí mismo?