¿Qué son los caminos de luz?

Un Camino de luz es cualquier forma o método que busque el avance espiritual mediante el amor y la comprensión. Normalmente se dividen en dos variantes, el camino que una persona decide emprender por sí sola y de forma personal, o el que se inicia mediante un maestro o guía, aunque las posibilidades son tan variadas como el universo nos permita crear.

Cuando decidimos iniciar un camino de luz vamos a encontrar grandes periodos de comprensión espiritual, reflexión y meditación, buscando el acercamiento a la perfección y a nuestra verdad. Nuestro camino puede ser tan variado que a menudo encontraremos temas y afirmaciones que por separado pueden dar la impresión de que estén aisladas o no tengan nada que ver, pero que cuando se mira en conjunto vamos entendiendo que hay una unidad en todo lo que hacemos para conducirnos al objetivo que nos hemos propuesto.

No tengas miedo de encontrar tu propio camino y elegir el que más eficaz sea contigo por y para el florecer de tu crecimiento espiritual. Observa, medita y actúa, y encontrarás tu camino de luz.

Podemos transitar varios caminos y con el tiempo pensar que no es nuestro camino, nos hemos equivocado o no va con nosotros, en ese caso no tengas miedo de salirte de esa ruta e intentar con otras cosas, si realmente somos libres tenemos todo el derecho de hacerlo, es más, cuando encontramos el camino que encaja con nosotros se desata en nuestro interior una urgencia a seguir y a continuar avanzando por ese sendero. Esta sensación con el tiempo se va multiplicando dándonos la confirmación de que estamos en el camino correcto para nosotros y entregándonos una sensación profunda de confianza en lo que estamos haciendo.

Recordad que tenemos el derecho de florecer como una palmera. Buscando guía de un maestro espiritual o aplicando tu propia Automaestría no tengas miedo de penetrar en tu camino de luz y desentrañar los misterios que te quiera entregar.

Definición sobre Alma y alguna de sus interpretaciones

El alma o ánima proveniente del término del Latín Anima se refiere a una entidad inmaterial que poseen los seres vivos y cuyas características varían según diferentes tradiciones y puntos de vista Filosóficos o Religiosos. En el Latín la palabra anima se utilizaba para describir el principio por el cual los seres animados estaban dotados de movimiento propio, como las Plantas, los Animales y los seres humanos, con lo que se indicaba que todos ellos estaban dotados de alma. Según la tradición Judeocristiana es la principal cualidad identificatoria del movimiento en la materia viviente.

La siguiente cita se extrae del Génesis:

20 Dios dijo: «Que las aguas se llenen de una multitud de seres vivientes y que vuelen pájaros sobre la tierra, por el firmamento del cielo». 21 Dios creó los grandes monstruos marinos, las diversas clases de seres vivientes que llenan las aguas deslizándose en ellas y todas las especies de animales con alas. Y Dios vio que esto era bueno. 22 Entonces los bendijo, diciendo: «Sean fecundos y multiplíquense; llenen las aguas de los mares y que las aves se multipliquen sobre la tierra». 23 Así hubo una tarde y una mañana: este fue el quinto día. 24 Dios dijo: «Que la tierra produzca toda clase de seres vivientes: ganado, reptiles y animales salvajes de toda especie». Y así sucedió. 25 Dios hizo las diversas clases de animales del campo, las diversas clases de ganado y todos los reptiles de la tierra, cualquiera sea su especie. Y Dios vio que esto era bueno. 26 Dios dijo: «Hagamos al hombre a nuestra imagen, según nuestra semejanza; y que le estén sometidos los peces del mar y las aves del cielo, el ganado, las fieras de la tierra, y todos los animales que se arrastran por el suelo». 27 Y Dios creó al hombre a su imagen; lo creó a imagen de Dios, los creó varón y mujer. 28 Y los bendijo, diciéndoles: «Sean fecundos, multiplíquense, llenen la tierra y sométanla; dominen a los peces del mar, a las aves del cielo y a todos los vivientes que se mueven sobre la tierra».

En la actualidad este concepto se sigue utilizando en términos más Religiosos. Según algunas interpretaciones, como la de aristóteles, el alma incorpora el principio vital o esencia interna de los seres vivos, gracias a la cual estos tienen su propia identidad que no se puede explicar a partir de su parte material.

Si nos referimos a los seres humanos, muchas tradiciones religiosas y filosóficas indican que el alma es el componente expiritual de los mismos. Así por ejemplo para la Religión Cristiana el ser humano consta de tres partes diferenciadas: Una física llamada cuerpo, una emocional llamada alma y una espiritual nombrada espíritu, pero el alma es ese aspecto que lo unifica como indivíduo y le permite realizar actividades que sobrepasan lo material, como la aparición de instintos, expresar sentimientos, emociones y pensamientos y la posibilidad de tomar decisiones libres.

El alma también puede utilizarse como un todo aunque no sea tan frecuente, así por ejemplo podemos encontrar expresiones del tipo No hay un alma o Ciudad de 40000 almas. Otra interpretación de las muchas que hay la encontramos en Tomás de Aquino quien describe al ser humano con su cuerpo que sería su parte material, y su alma espiritual la inmaterial. En su estado material ovedece a las leyes físicas de espacio y tiempo, pero es capaz de ir más allá del espacio y tiempo con su razón, planificando su futuro o imaginando modificaciones relacionadas con el espacio existente en su vida diaria, demostrando así que no es material del todo.

Fuente: Wikipedia.