Enviar luz y amor para mejorar situaciones.

Hay muchas situaciones que nos suelen impactar y dejarnos durante un momento paralizados: Una noticia que no nos agrade, el descubrimiento de una enfermedad, etc… Muchas veces esto es debido a la impotencia que nos ocasiona el no saber que hacer ante determinada situación o el no haber descubierto la solución al problema.

Enviar luz y amor es una práctica que podemos realizar sin ningún tipo de esfuerzo, ya que todos somos energía que se puede transmitir a través del espacio y el tiempo en la forma que deseemos y por ello si la otra persona está dispuesta a percibir esta frecuencia así lo hará. Prácticamente podemos enviar luz a cualquier cosa o situación, cualquier persona, al planeta tierra, animales, situación laboral, etc… Pero lo más importante, podemos y deberíamos darnos luz a nosotros mismos.

Para empezar debemos tener una intención clara y positiva mediante la cual deseamos enviar la luz. Visualiza ese momento y siéntelo, como si te pudieses fundir con él. Una vez hecho esto, enviamos la intención desde el corazón hacia nuestro objetivo.

Si la práctica te resulta muy abstracta siempre puedes incluir una frase la cual puedes pronunciar con la voz o con el pensamiento. Por ejemplo, “Envío Luz y amor para que se den las cosas lo mejor posible”. El poder de la intención es muy fuerte, y en la mayoría de este tipo de prácticas, es casi lo único que se necesita.

Ante todo lo importante en este tipo de prácticas es utilizar la intuición. Si sientes que debes hacer algo diferente no lo evites, como encender alguna vela o hacer algún tipo de meditación, ante todo lo que tú sientas es lo que es correcto para tí. Incluso a algunas personas les puede venir mejor el rezar.

No se requiere ningún lugar ni momento específico para hacer esto, pues la sencillez de esta práctica permite hacerlo en cualquier situación. De hecho esto lo solemos hacer muchas veces de forma inconsciente, pues todos los actos de amor que podamos realizar a lo largo de nuestra vida nos están permitiendo ofrecer nuestra Luz y Claridad al ser o seres con los que interactuamos.

Para escribir este artículo me he inspirado en las escrituras del blog Comunicación entre dos mundos.