Que no te limite tu placer.

A fecha de hoy, casi todo el mundo sabe ya lo que son los Smileys, esos emoticonos que simulaban la sonrisa de una persona juntando solamente el símbolo de dos puntos y paréntesis :), en muchos casos era suficiente para saber que una persona estaba bien, se lo estaba pasando bien contigo o para quitar hierro a una situación seria o complicada. La sonrisa es la expresión máxima de placer. El Placer es un sentimiento positivo de satisfacción o euforia que siempre viene ocasionado cuando satisfacemos una determinada necesidad, sea la que sea.

Cuando tenemos sed, solo nos hará falta beber algún líquido para notar esa sensación de bienestar. Si tenemos hambre, con tomar nuestro alimento favorito ya estaría todo solucionado.

Cuando llega la noche, nada más placentero que un buen descanso para reparar fuerzas y ya de paso tener algún que otro sueño interesante. El placer sexual es necesario para satisfacer y bajar la Libido o Energía Sexual.

Si estamos aburridos, también necesitaremos realizar algún tipo de diversión o entretenimiento para llegar a esta sensación de bienestar. Incluso la ignorancia es una necesidad, y por lo tanto, hay que satisfacerla con conocimiento, este artículo te estará dando satisfacción si descubres en él información que no conocías y sientes que te es útil.

Entre otros placeres también podemos destacar el placer psíquico. ¿Quién no disfruta imaginando o fantaseando? ¿A quién no le gusta montarse su propia película?. Y como no, hay dos placeres muy importantes, el emocional y el de la amistad. Hablar con la familia y descubrir historias, quedar con tus amigos, charlar entre amantes… Muy pocas cosas transcienden esa faceta. Por último, está el placer estético, al cual no le podemos quitar importancia. Un paisaje hermoso, un buen cuadro, una persona que esté de bien ver, una música agradable, el tacto fino del terciopelo, los olores y sabores con los que se condimentan ciertos alimentos… Todo eso forma parte del placer estético y de gran parte de nuestras vidas.

Así que ya sabes, no limites tu placer, ya que el experimentar con esta sensación nos ocasionará una sensación de equilibrio y bienestar bastante plena y muy relacionada con la Felicidad. Incluso si el dolor te resulta placentero y sientes que debes experimentarlo hazlo, ya que placer y dolor no necesariamente tienen que ser opuestos.